Uno de los ejemplos más productivos durante las lecturas del curso de introducción al UX de la Interaction Design Foundation, fueron algunas entrevistas con Marc Hassenzahl. El explica el UX en los productos tecnológicos como una prioridad absoluta frente a las features (esto es algo que choca con mi forma de pensar como Developer, pero me ha convencido … ).

Podemos reconocer dos tipos de experiencias cuando interactuamos con un producto :

  • Una experiencia particular, en un momento determinado, es decir, lo tangible, lo que nos transmite un producto en el momento que comenzamos la interacción. Aquí entra en valor, su aspecto y las features que este puede tener.
  • Una experiencia como una historia, es decir, el producto empatiza con nosotros durante su uso, nos cuenta una historia o hace que creemos nuestras propias historias durante su uso, conecta con nuestros sentimientos e influye en modo de vida.

Para hacer más clara esta información, expongo los dos ejemplos que Marc utiliza :

  • El despertador, hablamos de un despertador que emula un amanacer, un despertador enciende una luz de forma gradual y emite sonidos de naturaleza, pájaros cantando … Al final el producto nos cuenta una historia, quiere inducirnos un despertar idílico en medio de la naturaleza, y aportarnos una experiencia muy mejorada del despertar de cada día.
  • El iPhone, como tal, un iphone no produce una experiencia, es una infraestructura de experiencias, no es importante las funcionalidades del producto tecnológico como tal, sino las experiencias que tendremos con el uso de sus aplicaciones, como influye en nuestro día a día.

Leave a Reply